viernes, 16 de febrero de 2018

INGENUIDAD DE LOS HOMBRES


Lo ingenuo que fuimos cuando jóvenes, tuvo la rareza de esos días de intensas lluvias, justo en el momento que salimos a la calle sin paraguas. Nos propusimos, desde esa óptica, cambiar las rejas de la casa, cambiar portones, candados, pero todo estaba establecido, todo estaba soldado a perpetuidad, Fuimos ingenuos caminando en la calle sin paraguas. No sabíamos que el maltrato pasaría la cuenta tarde o temprano. Fuimos poco sabios al creer que el mar nunca devoraría nuestras chozas. Y los años fueron pasando sobre los zapatos, descosiendo todas las costuras transitorias.



Escrito por Carlos Amador Marchant, en 16 de febrero de 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrega tu comentario con objetividad.

SEGUIDORES DE MI BLOG

WIKIPEDIA

Resultados de la búsqueda

MI FRASE

"El mundo que hicimos, el mundo que queda por hacer, no tienen el mismo valor o significado. Se hilvanan distintos ojos. Pero la vida es una sola, conocida o no, y la acción de amarnos con chip reales, tendrá que ser prioridad de los nuevos tiempos."

Carlos Amador Marchant.-

VISITA LA REVISTA EXTRAMUROS N°2

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA

LO MÁS LEÍDO EN LA ÚLTIMA SEMANA

EL TIEMPO EN VALPARAÍSO

Sígueme en Google+ Badge