miércoles, 23 de octubre de 2013

EL RUIBARBO QUE ACECHA




Escribe Carlos Amador Marchant

Pasaron muchos años para poder entender que, a la larga, lo que hacemos los humanos es actuar en sentido contrario a todo buen deseo.
Es curioso, pero se retuerce y salta de nuevo un cuento antiquísimo dentro de la literatura chilena. Se retuerce, digo, porque parece que está presente en el acontecer diario: en acciones laborales, de familia, en política, en poderes y suburbios, en fin.
Me refiero a ese breve escrito del desaparecido Guillermo Blanco, Premio Nacional de Periodismo de Chile en 1999, cuando cumplía sus setenta y tres años: “Adiós a Ruibarbo”. ¿Pero qué tiene este trabajo costumbrista, diminuto y hasta sutil?. Mucho, sobre todo,  para el tema que me interesa abordar.
Blanco, no es sólo este cuento, sino autor de varias obras destacadas, además de periodista, hombre de infraestructura comunicacional, académico y político.
Ruibarbo, para quienes no han leído este cuento que se hizo a la luz en la década del 70 del siglo 20 (aunque se había premiado mucho antes), es un caballo, un caballo ya viejo, con su historia y sus músculos atrofiados por una cantidad impresionante de años sirviéndole al hombre. .Una especie de esclavitud eterna. ¿Y cuál es el premio a esa esclavitud?: el matadero. El fatídico y cruel matadero, donde el demonio se viste de cuchillo, de colmillos siniestros y donde el aire limpio de vida, se esconde.
Cuatro caballos: Ruibarbo, Pintado, Canela y Penacho, y el niño que los observa, que los sigue, que ve lo que acontece, que siente lo que aquellos animales no ven: la crueldad del hombre.
El cuento es eso, el tema de la muerte que se anuncia para el caballo predilecto del muchacho: Ruibarbo. ¿Pero es simplemente eso?, como si no guardara..¡maldición¡.. toda la esencia y el comportamiento de quienes habitamos este planeta.
Es verdad. El protector de aquellos cuatro caballos al darse cuenta que al más viejo le quedan escasas horas de vida, comienza a idear una serie de planes que logren salvarlo. Y así es como lo lleva por diversos caminos hasta alejarlo de las caballerizas, lugar desde donde lo conducirían ese día a la muerte. Y una vez que ya estaba lejos, el muchacho procede a soltarlo para que se haga a la libertad de las praderas, para no ser hallado más que por la mano final del destino, y no de ese destino del cuchillo y el machete. Sin embargo, una vez que es liberado, Ruibarbo toma de nuevo rumbo a las caballerizas, es decir, regresa al mismo sitio donde lo habían sentenciado; o sea, guiándose por un instinto, pero no de preservación. Este es el final del cuento.
Me resulta curioso, pero esta breve obra la leí en 1976 y la sigo relacionando con el acontecer de quienes habitamos este planeta.  Me produce la misma sensación de antaño, la impotencia de ser llevado por una corriente contraria a nuestras propias decisiones. Por largo tiempo me pregunté, llevando a este Ruibarbo en la cabeza: ¿quiénes y hacia dónde íbamos?. Nunca pude esgrimir una respuesta satisfactoria.
Hoy en día comencé a pensar en la historia de mi país, en esa historia cruel de repeticiones, de muertes, de guerras internas y externas, de masacres, de persecuciones, de usurpaciones, donde vemos a poderosos que han hecho y deshecho con los humildes y, más tarde, este mismo individuo se postula como candidato a parlamentario y la misma gente que sufrió termina votando por él. Es decir, acá se hace presente el Ruibarbo.
En Chile el que profundiza, piensa y reclama, es comunista. Y el que no lo hace, es derechista. Pero por sobre todo se acrecienta el tema de incertidumbres. En repetidas ocasiones, en otras crónicas, en Facebook, para reflexionar o hacer reflexionar, he expuesto frases y pensamientos de Pablo De Rokha (publicadas en la década del 30 del siglo 20), el poeta chileno que gritaba en las calles y al final, ya anciano, terminó suicidándose. Y estas palabras parece que no hacen mucho eco, parece que entran y salen. Da la impresión que nadie escucha. Aparece a cada rato Ruibarbo.
 Las repetiré de nuevo: ¿Cómo gobiernan, por qué gobiernan, quiénes les dan tal poder que luego usufructúan?:  “El gobernante me parece ¿siempre? Un resultado irremediable y apaleable. ¿Quién le dio el gobierno?. El pueblo. ¿El pueblo?. Y ¿cómo puede el pueblo dar, otorgar lo que no tiene?. Así se generan los estados republicanos: por el palo blanco y el Judas que vende la AUTORIDAD, que no posee; así se generan los estados republicanos. De la suma abstracta de los ciudadanos sin poder, emana el poder, todo el poder, de la suma abstracta de nada con nada emana el poder, el poder, todo el poder…(Pablo De Rokha)”. En realidad la cita es cierta, es como cuando nos sentamos a pensar en tantas estupideces que hacemos mientras nos encontramos vivos. Esto atañe,  golpea, es el tema de las actuaciones contrarias a nuestros propios deseos.
Los caballos son animales hermosos. Cada vez que tengo alguno a mi lado, lo miro, le observo sus ojos, y paso mi mano por su hocico en señal de cariño. Los seres humanos también son hermosos. Caminan por avenidas y se ven como en una ardiente obra pictórica.
A Guillermo Blanco agradezco haber dejado entre tantas otras obras, este “Adiós a Ruibarbo”, título similar a muchos adioses, sólo que éste tuvo el sabor de la estupidez, de la grandísima estupidez.
Como dije al comienzo de este texto, el cuento fue leído hace mucho tiempo, pero fue guardado y actualizado por la vida diaria, las repeticiones en los caminos, las herejías en las campañas electorales, y la gente que sale y camina como sonámbula, llevando a su Ruibarbo en las manos.

Este caballo ha sido querido por el que escribe. Pero también al paso de muchos años le ha gritado en sueños, en pesadillas, con voz poderosa, con megáfonos: “¡Salta, enfrenta, protégete del asesino, pero no vuelvas a sus manos, porque allí te esperará la tortura, el sable, el cuchillo, tu yo mutilado¡¡”.

domingo, 6 de octubre de 2013

Sobre Carlos Amador Marchant

CARLOS AMADOR MARCHANT
Poeta y escritor
Nace en Iquique en 1955
Radica en Valparaíso desde 1995 



CARLOS AMADOR MARCHANT
, comienza sus actividades en el campo de la palabra escrita el año 1972, oportunidad en que frecuenta la ex Universidad de Chile de Arica, realizando diálogos y logrando asesoramientos por parte de los poetas Alicia Galaz Vivar (fallecida en 2003 en Estados Unidos) y Oliver Welden (radicado en la actualidad en Europa).
En 1974 funda y dirige en la ex Universidad Técnica del Estado de Arica (Primera Región), el grupo literario “Desinencia”. La agrupación aúna a más de quince estudiantes que logran encaminarse en la creación, publicando opúsculos y realizando muestras poéticas en liceos y campus universitarios.
El mismo año, inicia su labor como cronista en diarios de la época: “La Defensa” y “La Concordia” de Arica y “El Tarapacá” de Iquique. Estando en la misma universidad edita el opúsculo de poesía “Poemas”, muestrario de sus primeros trabajos y luego “Poemas Inolvidables”, publicado por el Departamento de Extensión y Comunicaciones de la ex Universidad del Norte de Arica.
En 1975 realiza dos recitales poéticos en las ciudades peruanas de Tacna y Arequipa, invitado por la Casa de la Cultura de ese país.
En 1976 inicia una serie de contactos con el mundo literario del Norte Grande, tratando de aunar a las nuevas generaciones de escritores de la zona. En la oportunidad, se contacta con agrupaciones de Iquique, Antofagasta, La Serena, realizando charlas y conversatorios relacionados con el tema de la escasez de apoyo a los nuevos creadores. Logra conocer y dialoga con los poetas y académicos Mario Bahamonde y Andrés Sabella.
En 1977 publica el libro poético “Pisando Tierra”, ediciones Nueva Línea, Santiago de Chile, comenzando un fuerte trabajo de difusión cultural en prensa escrita y programas de radios.
En 1979 gana el premio nacional de poesía en el IV Certamen de Literatura de la ex Universidad del Norte de Antofagasta. Siendo uno de los jurados el poeta Andrés Sabella, la obra ganadora es “Galpón de Redes Marinas”, considerada posteriormente en la “Antología del Norte”, editada por la Universidad Arturo Prat en 1998, como “uno de los mejores poemarios editados durante el último cuarto del siglo veinte en la zona norte del país”. “Galpón de Redes Marinas” tiene su primera edición en 1980 (Editorial de la ex Universidad del Norte de Arica), y una segunda en 1994 (edición particular). En mayo de 1981 la revista “Paula” dedica a esta obra una página completa, y Delia Domínguez se refiere al autor como: “Creador nato, un artista más allá de toda formulación empírica, el poeta más natural y sencillo que he leído últimamente, y ahora su ubicación en la literatura chilena”. En su segunda edición (1994), Hugo Montes se refiere también a esta obra.
En 1983 publica el libro de poesía “Después de mi Casa”, en la editorial de la Universidad de Tarapacá de Arica. Ese mismo año con el afán de unir y proyectar a los escritores del norte, funda y dirige la revista internacional de poesía “Extramuros”, incluyendo en sus páginas a todos los escritores emergentes (generación del 80) desde la primera hasta la cuarta regiones. La publicación editada en la imprenta Santa María de Tacna, Perú, logra intercambios literarios con homónimas de Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, Venezuela, México, Cuba, España, Portugal, Inglaterra, Suecia, Alemania. La revista, que además circuló por todo Chile, alcanzó 10 números hasta 1985.
Desde 1982 hasta 1985, se aboca a un intenso trabajo de difusión cultural. Crea el programa radial “Rincón”, que se transmite en radios en F.M. por más de una década. Difunde a los poetas y escritores, pintores, escultores, gente de teatro, de la danza, de la música. En 1983, preocupado por la falta de apoyo a los creadores, haciendo uso de una acción de arte, se crucifica en la Playa El Chinchorro de Arica, manteniéndose por espacio de ocho horas atado a un tronco de cinco metros de altura. El hecho ocupó primeras planas en los diarios de la época: El Mercurio, La Segunda, Las Ultimas Noticias, en radios nacionales, de América y Europa.



PEREGRINAJE POR CHILE

En 1985 Carlos Amador Marchant se establece en Santiago de Chile. Sus trabajos comienzan a aparecer en diversas revistas del país y el extranjero. Se contacta con sus pares de la generación del 80, participa en recitales, conversatorios.
En 1986 viaja a Puerto Montt manteniéndose en esa ciudad hasta 1988. Se desempeña como encargado de cultura del Centro de Promoción Social (Cenpros). Retoma su accionar en la difusión cultural en radios de la Isla de Chiloé y Osorno.
Regresa al norte (Arica) en 1989 y funda la revista de literatura regional “El Ojo”. Desde 1990 hasta 1995 se desempeña como periodista acreditado en el diario La Estrella de Arica retomando, además, el programa radial de difusión cultural “Rincón”.

SU LLEGADA A VALPARAISO

En mayo de 1995 se establece en Valparaíso. Al año siguiente gana un proyecto (en Santiago) del Centro Nacional de Readaptación Social de Gendarmería, siendo pionero en realizar talleres literarios para reclusos en Valparaíso, Limache, Quillota y Casablanca, manteniéndose en este quehacer hasta 1998.
En 1999 gana mención en el concurso nacional de poesía Municipalidad de San Felipe. La misma obra poética “Alone Again” es galardonada en el Concurso de Publicaciones Literarias del Gobierno Regional de la Quinta Región, siendo editada a fines del mismo año.
El 2001 vuelve a ganar el Concurso de Publicaciones Literarias del Gobierno Regional de la Quinta Región, con su novela “Los Cururos de la Santa María” , publicada el mismo año. A fines del 2002 por tercera vez se le otorga el premio en el mismo concurso, con el ensayo “Barquero en el Puerto” , tras haber entrevistado al destacado poeta nacional Efraín Barquero (2001) en su breve estada en Valparaíso, luego de no otorgársele a este autor el Premio Nacional de Literatura. Barquero gana ese premio, finalmente, el año 2008.
Carlos Amador Marchant, fue presidente de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Versión Valparaíso (período 2003-2007).

Premios:
1.- Premio nacional de poesía (Universidad del norte Antofagasta-1979).
2.- Premio Gobierno Regional Valparaíso (poesía-2000)
3.- Premio Gobierno Regional de Valparaíso (novela-2001)
4.-Premio Gobierno Regional de Valparaíso (ensayo-2002)
5.-Premio nacional de poesía Municipalidad El Bosque-Santiago (2005)

Obras publicadas hasta la fecha:

“Poemas” y “Poemas Inolvidables” (opúsculos) 1974 
“Pisando Tierra” (libro de poesía, 1977-Santiago de Chile)
“Galpón de Redes Marinas” (libro de poesía, premio nacional de poesía Universidad del Norte de Antofagasta. Obra editada en 1980-Universidad del Norte de Arica y reeditada en 1994 en edición personal)
“Después de mi Casa” (libro de poesía, 1983-Universidad de Tarapacá-Arica)
“Alone Again” (libro de poesía, premio Gobierno Regional de la Quinta Región. Obra editada en 1999-Lom)
“Los Cururos de la Santa María” (Novela, premio Gobierno Regional de la Quinta Región. Obra editada en 2001)
“Barquero en el Puerto” (Ensayo, premio Gobierno Regional de la Quinta Región. Trabajo editado en 2002).
“Hijo de Sastre” (Poesía 2010) en versión digital.

* Fue fundador y director de la revista internacional de poesía “Extramuros” (1982-85, ahora en formato digital), además “El Ojo” (1989) , revista regional de literatura Primera Región.

Mantiene los siguientes inéditos:


"Entre percha y percha" (poesía)

“La Muerte Viene en Carta Clandestina” (novela)


“La Magdalena duerme en la playa” (novela)


“Seis ojos en lipiria” (Teatro)


“La Mami Marta” (Teatro)


"Tiempo de botellas" (teatro)


"En las redes" (breve guión cinematográfico).


"Cuentos diversos". (Selección de cuentos)


"La vida en crónicas" (selección de crónicas)


Explicación del por qué nació este "blog oficial" alternativo de Carlos Amador Marchant.

Amigos, a todos quienes han tenido la gentileza de seguirme, les comunico que doy inicio a la segunda etapa de mi blog oficial. Esta vez con el nombre de "Carlos Amador Marchant 2". El objetivo es, por problemas técnicos con el primero, hacer continuidad con mis escritos, fundamentalmente crónicas. En septiembre de 2013 se produjo este problema técnico, que involucró el impedimento a actualizaciones. Creé esta nueva instancia para seguir mostrando trabajos nuevos y, por consiguiente, el traslado de material antiguo.  
De más está decir que el blog original sigue visible. Por lo tanto ustedes podrán seguir consultando dichos trabajos, sólo que en el actual blog se irán incorporando las creaciones más recientes.
Esperando vuestra comprensión, los invito a seguir unidos a mis caminos. Un fuerte abrazo.

Carlos Amador Marchant.

Valparaíso. 6 de octubre de 2013.

Sígueme en Google+ Badge

Google+ seguidores

ARCHIVOS MÁS VISITADOS (EN LA SEMANA)