lunes, 29 de septiembre de 2014

PELEA DE PERROS





Subiendo uno de los cerros del puerto me tocó ver una jauría. La escena observada por quienes transitábamos en el sector fue de pánico, producido, en este caso, por perros que trataban de matar a otro perro. Eran seis contra uno. El agredido no era pequeño. Y esto mismo, que también se ve en seres humanos, me trajo escalofrío. Como saco de papa, con ladridos ensordecedores, lo lanzaban de un lado a otro. Lo agarraban, arrastraban con colmillos filudos desde el estómago, mientras otros lo inmovilizaban cogiéndolo con sus hocicos por orejas. Es decir, el agredido estaba indefenso, porque lo mordían desde las patas, estómago y cabeza. Me dio la impresión que, por la violencia de los seis perros, le podían quedar pocos minutos de vida a la víctima. Fue ese el momento en que algunos transeúntes reaccionaron frente a la escena sangrienta. Si bien en esta situación los perros se dejan llevar por braveza perdiendo oído y visión guiándose sólo por la ira, la gente, palo en mano, buscó formas de salvar al agredido. Lo único que se logró en ese instante fue que los agresores soltaran al ensangrentado lanzándolo cerro abajo. Esa fue la oportunidad que aprovechó el canino para escapar con la cola escondida, sacando fuerzas de sobrevivencia, escapando de la muerte.
En diferentes crónicas y comentarios de mi autoría siempre he dicho que perros y gatos son de mi predilección. De igual forma, al paso de los años, y habiendo pasado una serie de negras situaciones con ellos, desde persecuciones hasta mofas, he dado vida a una serie de anecdotarios y cuentos inéditos con estos temas.
Los perros en calidad de calles también se organizan en grupos y hasta clanes. Los canes, por lo demás, tienen un especial hábito de la observancia. Te miran desde lejos, te ven pasar todos los días. Son sensibles y, por cierto, también usan los chip nefastos de los humanos, es decir, la envidia, los celos, la violencia desmedida.
Me atrevo a expresar que a este perro agredido lo venían observando desde mucho tiempo. Razones pueden haber muchas. Los perros se huelen para saber si pueden ser amigos o enemigos. Los perros sienten envidia y odio cuando ven que uno de ellos tiene más entrada o es más agradable con las perras. La ira la van acumulando y tienen una especial condición de comunicarse entre pares, entre amigos. Y pareciera que planifican la acción en lugar y hora señalada.
La persecución es perentoria. Y pobre del que cae en desgracia. Es posible que más tarde los seis agresores se transformen en diez. Es decir, si algún vecino, institución o grupo social no tienen la amabilidad de proteger y guardar (refugiar) al agredido, es probable que en cualquier momento lo cacen y su suerte no sea igual a la de ahora.


Escrito por Carlos Amador Marchant, lunes 29 de septiembre de 2014, en Valparaíso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrega tu comentario con objetividad.

COMENTARIOS SELECTOS SOBRE MATERIAL DEL BLOG


Sobre Alicia Galaz Vivar y Oiver Welden:

"En su artículo de revista Trilce, Carlos Amador Marchant recuerda haberlos despedido el día de su partida. Escribe que si Alicia se hubiera quedado en Chile habría sido testigo incrédulo de la destrucción de toda iniciativa creativa".

Carlos Amador Marchant escribe blogs impresionantes.

Robert Cowser,

Profesor Emérito, Universidad de Tenesí (Estados Unidos).




Noviembre-Diciembre 2014.-





Carlos Amador Marchant es uno de los más importantes poetas de su generación. Su poesía refleja un tiempo histórico con hablantes desesperados que buscan una salida en diversos tipos de túneles, los del alma y aquellos que la historia tiene oculta en sus bibliotecas ancestrales, en lo más profundo de la memoria de nuestro pueblo.

Aristóteles España
Octubre de 2008
(sobre el libro "Hijo de Sastre")


Sobre ballenas y un libro:
"Estimado amigo Carlos Amador Marchant: agradezco emocionado la mención que haces de mi novela en tu bella y emocionante crónica. Un fuerte abrazo desde España".

Luis Sepúlveda (escritor)
24 de julio de 2010 15:03

Sobre ballenas y un libro: "Estimado Carlos: Gracias una vez más, por cierto, tu blog es uno de los pocos que merecen llamarse literarios. Es sencillamente muy bueno y tus crónicas son estupendas. ¿Las tienes reunidas en un libro de crónicas? Es un género que se pierde con el tiempo. Un fuerte abrazo desde Gijón, Asturias".

Luis Sepúlveda (escritor)
26-07-2010

Crónica "Dame de beber con tus zapatos". Luis Sepúlveda (escritor) dijo... Querido amigo, como siempre disfruto y me maravillo con tus crónicas. ¿Para cuando un libro? un abrazoLucho
(Gijón-España) 10 de julio de 2011 15:25

Sobre Ballenas y un libro: Fuertes imágenes de una historia y una matanza, y de un lugar, que sobrecogen. Con pocos elementos, pero muy contundentes, logras transmitir una sensación de horror y asco que no se olvidan. He estado en Quintay varias veces, y sé lo que se siente al recorrer las ruinas de la factoría; mientras uno se imagina los cientos de ballenas muertas infladas, flotando en la ensenada, en espera del momento de su descuartizamiento, antes de ser hervidas en calderos gigantescos e infernales, para extraer el aceite y el ámbar, tan apetecidos por la industria cosmética en el siglo XX , así como lo fue (el aceite) para el alumbrado callejero en el siglo XIX... Crónica muy bien lograda. Un abrazo.

Camilo Taufic
Santiago de Chile. 27-07-2010

Sobre "Los caballos y otros animales junto al hombre": Tus asnos, caballos, burros y vacas son otra cosa, por cierto, tan cercanos al hombre, tan del hombre. Te adjunto una vieja fotografía de dos palominos que tomé en las montañas de Apalachia, en Carolina del Norte, allá por el año 1983. Encuentro interesante y muy amena la manera en que hilvanas tus textos, siempre uniendo al tema alguna faceta literaria o cultural (en este caso, Delia del Carril, Virginia Vidal, Nemesio Antúnez, Santos Chavez). Hace tiempo te dije que no desistieras de tus crónicas, que van a quedar, y mis palabras fueron corroboradas recientemente por Lucho Sepúlveda cuando él te escribió a propósito de tu artículo Sobre ballenas y un libro: "Estimado Carlos: (...) Tu blog es uno de los pocos que merecen llamarse literarios. Es sencillamente muy bueno y tus crónicas son estupendas. ¿Las tienes reunida en un libro de crónicas? Es un género que se pierde con el tiempo. Un fuerte abrazo desde Gijón, Asturias. Lucho". Y eso digo yo también, que tus crónicas son estupendas. Te escribe desde Benalmádena, Málaga:

Oliver Welden (poeta)
21 de agosto de 2010


Sobre "El corcoveo de los apellidos..." ¡Notable, muy bueno! Escribir sobre la configuración de su nombre, con esa transparencia en el decir es algo que se agradece, precisamente en un pequeño universo donde lo que más pareciera importar es "el nombre". Además, esas referencias a los escritores nortinos siempre son bienvenidas, pareciera que no siempre ellas abundan en la crónica y crítica nacional.

Ernesto Guajardo
(Valparaíso-15 noviembre-2010)

---------------------------
En torno a "La sombra de Adolfo Couve sobre Cartagena"

Gracias Carlos por el envío. Gesto muy noble recordarlo y dirigirnos a él, con su obra y vida... Adolfo no recibía el Amor, de cualquier manera hubiese sido feliz, era bello por dentro y por fuera... Su muerte me hirió mucho.

Saludos
Alicia Dauvin del Solar
(abril-9 de 2016)

Sígueme en Google+ Badge

Google+ seguidores

ARCHIVOS MÁS VISITADOS (EN LA SEMANA)