martes, 23 de diciembre de 2014

Juan Cameron y su "Entrebestia"(2010)



Juan Cameron y su “Entrebestia”
Entrevista realizada por Carlos Amador Marchant

Juan Cameron poeta de vasta trayectoria nacido en Valparaíso en 1947 nos concedió esta “entrebestia” como la denominó él.


Hay movimientos literarios en todos los tiempos, sin embargo cómo definirías el de tus inicios en comparación con la escena del siglo 21.


Se trata de algo distinto. Yo comencé a escribir –a publicar más bien- en una época en que tenía un país. Ahora no sé de qué se trata. Estamos en medio de una selva heredada de la dictadura y administrada por los liberales en el mando. No me gusta esta cosa. Entre tanto ignorante me siento como un tuerto. Y en el país de los ciegos el tuerto no es más que un molesto cabrón.

¿Cómo ves a nuestro país en el plano del apoyo a las artes y cómo lo ves a diez años más?

No creo que en diez años exista apoyo a las artes. No reditúa; no sirve de propaganda.

Chile es mezquino con los premios literarios? Deben haber más incentivos para los escritores?

Sí, por supuesto. No hay mayor apoyo. El Premio Nacional es una rifa y, miserable también, se otorga cada dos años.

De tus inicios, en los tiempos que frecuentabas a J. Luis Martínez, y tantos otros, pasó algún día por tu mente que unas décadas más tarde lograrías tantos premios, viajes y distinciones?.. ¿Piensa en eso el poeta inicial?


Para serte franco, esperaba más. Estoy desilusionado de esta tierra. Los premios, viajes, distinciones, se acumulan con los años. Y más que un extenso currículo tengo harto tiempo transcurrido. Los fracasos, los premios perdidos y nunca obtenidos, los escupos por la espalda, los desamores, esos suman mucho más. Pero no cuentan.

El exilio en Suecia que lo has narrado en varias entrevistas, el asunto de la pistola y la extraña confusión de vincularte en este hecho marcó parte de tu vida?


El viaje para mí, para todos, es necesario. En otras geografías, con otras sociedades entiendes que existen formas diversas, que tu pequeña tierra no es nada más que eso; que el idioma es mucho más amplio y generoso y que perviven magníficos poetas en tu propia lengua. Viajar te otorga humildad, conocimiento, fraternidad; y te llena la cabeza de imágenes, de colores, de profundidades. Y claro, aunque muchos ojos te miren en el trayecto, cambia tu vida; no todos te acompañan en la aventura: y así dejas lugares, personas, parte de ti también abandonados.

En tus últimos viajes al extranjero visitaste Costa Rica….¿Cómo se ve la creación literaria actual por esos lados?

Yo veo a Costa Rica como un potencial literario en el continente nuestro. No sólo porque me hayan sido publicados, en San José, dos libros en el curso del 2007. Ahí encuentras cultura, amor al arte, sentido estético y, por cierto, magníficos poetas. Allí tenemos, por ejemplo, a la grande Ana Istarú, una mujer a la altura de las mayores voces continentales; a Alfonso Chase, a Luis Chavez, a Luis Chacón, a Julieta Dobles, en fin, la lista es larguísima. Allí los poetas comandados por Norberto Salinas y Popo Dadá (este último premio nacional en poesía) organizan el encuentro internacional de Casa de la Poesía. En fin, se trata de un país distinto, superior.

Aproximadamente cuántos textos alberga tu biblioteca privada y cuáles serían los autores que guardas como más valiosos?

Bueno, contando los libros de mi mujer, creemos tener unos cuatro mil ejemplares. No es mucho, en verdad. La mitad corresponde a volúmenes individuales de poesía y hay otro tanto en antologías, textos teóricos, etc. Y muchos tienen un gran valor: primeras ediciones de Lihn, Tellier, Díaz Casanueva y otros, volúmenes enviados y dedicados por grandes poetas, como Lêdo Ivo o Gonzalo Rojas; o simples selecciones de poetas latinoamericanos que he adquirido en el extranjero. En fin, son bastantes.

Muchos poetas que lograron tu altura se van de sus ciudades de nacimiento. Tú preferiste quedarte en la tuya. ¿Qué es Valparaíso para ti?

Valparaíso es mi país, el living de mi vieja casa, mi acuario conocido. No le veo en otro lugar. Más que chileno me siento porteño. Si no viviera aquí tal vez estaría en Buenos Aires, en Brasil, en México, en fin, un poco también en Malmö, Suecia, que es mi otro país, mi territorio.

Al margen de que nuestro país no es muy gentil con muchos creadores, sobre todo en lo laboral….¿estás satisfecho con lo que has logrado hasta la fecha?

La vida, con todo, ha sido generosa. Estoy conforme, contento, he escrito algo, tengo mi casa, mi mujer, mis hijos y sus hermosas familias, mi biblioteca, mi perro Brodsky. No puedo quejarme. Pero no estoy para nada con el poder; no me gusta; me siento atropellado por esa masa inerme enquistada como sombra sobre la población.

Finalmente sabemos que estás en proyectos de guía-editor..¿tienes planes mayores a mediano y largo plazo?


Si, tengo varios planes; pero necesito dinero. Quisiera publicar, a mi costo, a los mejores poetas de mi región. Y regalar los libros después; pero ya tú sabes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrega tu comentario con objetividad.

Sígueme en Google+ Badge

Google+ seguidores

ARCHIVOS MÁS VISITADOS (EN LA SEMANA)