lunes, 28 de diciembre de 2015

AL FINALIZAR EL AÑO 2015


Es posible se me confundan imágenes cuando fin de año empieza a caer ¿derrotado? como gotas de vela. Entonces veo a la gente de siempre, a los mendigos de siempre, a los perros vagos, el sonar de botellas que van y vienen desde botillerías poblacionales. Reviso imágenes, vídeos de hace dos, tres, cuatro años. Reviso mis saludos. Observo muecas distintas, cabellos diferentes. Escucho voz, palabras con tonalidades disímiles. Entonces me pregunto qué ha cambiado desde allá hasta acá. El sol quema más las espaldas que antes. Los políticos se cambian nombres, pero son los mismos. Irrumpen más leyes de acomodo. Y siguen las ofertas del “compre hoy y pague en marzo”. Es decir, el endeudamiento se agiganta. Y ahora se termina el 2015 y se me vuelven a confundir imágenes. Y opto por escuchar saludos de años pasados. A ver si en algún momento descubro una pizca de vida distinta.


Escrito por Carlos Amador Marchant, en 28 de diciembre de 2015, en Valparaíso-Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrega tu comentario con objetividad.

EL TIEMPO EN VALPARAÍSO

Sígueme en Google+ Badge

Google+ seguidores

ARCHIVOS MÁS VISITADOS (EN LA SEMANA)