sábado, 12 de julio de 2014

SOBRE CONTAMINACIONES



Hay varios tipos de contaminaciones. Es decir, la contaminación es algo que se da no sólo por gases tóxicos u otros elementos dañinos inyectados al planeta, sino también por la proliferación y eternización de grupos introducidos en todos los estamentos. Hace poco, hace muy pocos días, observé y leí que alguien había puesto un cartelito en facebook, donde comparaba al bienhechor con el malhechor. Lo pongo en estos términos porque no encuentro otras palabras que se acerquen a las llamadas “personas exitosas” y a las “personas fracasadas”, según reza el desafortunado afiche.
Para el lado de “las personas exitosas” se exponen palabras como: hablan de ideas, crean, son humildes, miran el lado positivo, ayudan a otros, son optimistas, “La vida es maravillosa”, solucionan. Por el lado de “las personas fracasadas”, se puede leer: Hablan de los demás, critican, creen saberlo todo, miran el lado negativo de todo, se burlan de otros, son pesimistas, “la vida es un asco”, se quejan.
Me pregunto quién habrá sido “la mente brillante” al que se le ocurrió escribir semejante estropajo. Porque, por Dios, lo expresado parece salir de una persona completamente falto de raciocinio.
En Chile el quiebre de valores dejado como herencia ad aeternum desde la dictadura y para los “gobiernos democráticos” dejan, por cierto, consecuencias elocuentes. El adormecimiento de los movimientos sociales y por ende la tecnocracia imperante en las reparticiones del Estado, provocaron (provocan) una mayor distancia entre la deliberación y el aporte. Por esta razón y no por otra, se puede ver en calles, en muchas calles, gente con mucho conocimiento, con muchos deseos de aportar, pero que han sido marginados del poder única y exclusivamente porque buscan cambios reales en la sociedad.
Mirándolo desde esta óptica y volviendo al cartelito, podemos expresar, entonces, que todos los que critican, los que exponen ideas reales y sanas son “pesimistas, negativos, se burlan del prójimo, y para terminar de “embarrarla”, son personas que sienten “asco por la vida”.
La verdad, no logro entender de dónde salen estos “aportes” a la conciencia. Y cómo hay gente (todavía) que no discierne.

Escrito por Carlos Amador Marchant el sábado 12 de julio de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrega tu comentario con objetividad.

EL TIEMPO EN VALPARAÍSO

Sígueme en Google+ Badge

Google+ seguidores

ARCHIVOS MÁS VISITADOS (EN LA SEMANA)